Consejo Escolar de la Sènia

29 11 2007

Hoy han sido las elecciones a los diferentes consejos escolares de los centros escolares de la Comunitat Valenciana. En parte porque había pocos candidatos (cuando decidí presentarme todavía ninguno) y en parte por el compromiso decidí presentarme como candidato para pertenecer al consejo escolar de la Sénia.

Lo triste es que de ciento cuatro profesores y profesoras sólo nos hemos presentado cuatro compañeros para la renovación de cuatro de las plazas, esto es, el mínimo imprescindible para cumplir con la representación que los profesores y profesoras tenemos asignada. Bueno, no tengo nada de tiempo libre, excepto los domingos que procuro estar con mis hijos, pero entre semana nada, de manera que bueno, habrá que sacar el tiempo de donde se pueda. Lo que no se puede hacer es criticar el trabajo que hacen otros compañeros y compañeras, muchas veces de manera desinteresada, y en todo caso, nunca bien pagado; sin estar dispuesto en cambio a arrimar el hombro cuando vemos que algo no funciona como debería. Estar en el consejo escolar significa, de alguna manera, participar de las decisiones de lo que es el máximo órgano democrático de los centros escolares, y bueno, si uno está comprometido con el trabajo que hace, y aspira a que las cosas se vayan haciendo algo mejor, pues bueno hay que estar ahí y sacar el tiempo de donde sea.

Anuncios




Nuevo curso en La Sénia

4 10 2007

Después de tres semanas de clases ya puedo hacer una valoración inicial de este curso. Y la verdad es que este año estoy muy satisfecho.

¿Cuáles son los motivos? Básicamente que los chicos y chicas son un año mayores (he pasado de 1º y 2º a 2º y 3º de ESO) y se nota, son más formales -si es que a esta edad se puede hablar de ello-; pero sobretodo, porque en general tienen más ganas de trabajar y esforzarse; y no creo que sea una cuestión de principio de curso. También la nueva distribución de aulas en el centro creo que ha influido, pacificándolo. Aún así, estoy teniendo más trabajo pero está siendo más productivo, se hace más a gusto porque se aprovecha después en el aula.

Este año tengo una tutoría de 3º con 19 alumnos (ya os pondré una foto para que los conozcáis) , aunque, como ya va siendo cada vez más habitual tengo alumnos y alumnas de 7 nacionalidades diferentes, algunos recién llegados que apenas dominan el idoma y tienen especial dificultad con el valenciano. En general, han recibido formación diferente y esto hace que el nivel de conocimientos y habilidades sea muy heterogéneo, pero es el signo de los tiempos y debemos acostumbrarnos y aprovecharlo en la medida de lo posible.

Por cierto, que una de mis alumnas, de origen marroquí, Fátima, utiliza hiyab, el pañuelo islámico que cubre cabeza, cuello y hombros. Y nadie ha montado el más mínimo escándalo, si los que piden que no se deje acceder a los centros escolares a las alumnas con hiyab, vieran las ganas de participar en clase, de salir a la pizarra a resolver los ejercicios, en definitiva, vieran las ganas que tiene Fátima de aprender, no dudarían ni un momento en cuáles deben ser las prioridades. Y la prioridad principal es la educación y junto a ella la tolerancia. Estoy de acuerdo que el uso de este tipo de prendas tiene por objeto borrar a las mujeres del espacio público, resaltar su sumisión a la voluntad masculina, pero creo firmemente que también es mediante la educación, la formación y el respeto como estas mujeres podrán finalmente liberarse.